Antonio X. Sosa A.

Caminar motiva la creatividad

Cuando caminamos nos hacemos más conscientes de nuestro papel en la vida.

“Todas las verdaderas buenas ideas se concibieron caminando”,
Friedrich Nietzsche.

Caminar es uno de los actos más honorables, porque al hacerlo, estamos demostrando que podemos ser seres dignos para vivir, y que al poder realizar dicha acción somos los seres más afortunados. Desde el primer momento que aprendemos a caminar tomamos conciencia de nuestros pasos, de movimientos de todo el cuerpo que comunican nuestra actitud, cuando caminamos logramos uno de los actos más memorables en nuestras vidas.

Mi primer camino

No recuerdo cuando caminé por primera vez, pero recuerdo muy bien las primeras veces que caí. De ahí que, el caminar, sea un proceso que exige levantarse, y utilizar todo el cuerpo y todos los sentidos, de mantener la mirada al frente y demostrarse a uno mismo, que en el caminar, estamos sembrando y cosechando logros muy significativos en nuestra vida.

Cuando se camina en soledad nos permitimos reflexionar y poner las cosas en orden; caminar acompañado es también un gusto, porque son pocos con los que uno camina en la vida, en el sentido estricto sentido de realizar dicha acción, porque caminar y combinar con conversación y reflexión, es sin duda un verdadero placer.

Pasos detonantes a la creatividad

Son muchos los casos de grandes pensadores que gracias sus caminatas lograron crear grandes obras y que fue precisamente, gracias a darse el tiempo para caminar y reflexionar, como llegaron a lograr grandes inicios o conclusiones en su aporte a la humanidad.

Al caminar logramos detonar grandes ideas, como lo indica el estudio de Oppezzo & SchwartzGive (2014), “Lo logros de creatividad al caminar, en cualquier momento del día incluye muchos procesos. En la mayoría de los casos provoca el inicio de una gran idea y un escrito que más tarde o en otro momento será detallado y continuado”. El mismo estudio indica que cuando realizamos una larga caminata podemos obtener hasta un 60% de potencial creativo. (P.1143).

Porque a veces no se necesitan pies ni piernas para caminar, con tan solo ubicar un sueño, o un objetivo podemos llegar a consolidarlo.
Camina y sigamos leyéndonos en el próximo post.

Fuentes consultadas
Oppezzo & SchwartzGive (2014). “Your Ideas Some Legs: The Positive Effect of Walking
on Creative Thinking”. Stanford University Recuperado de http://www.apa.org/pubs/journals/releases/xlm-a0036577.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *