Antonio X. Sosa A.

La Educación en tiempos de WI-FI

Los fines de la educación han evolucionado. La educación ha transitado en un momento de cambio tras sobrellevar el peso de su obligada aliada: “La Tecnología”.

«Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su producción o construcción.»– Paulo Freire (2006).

 

Los fines de la educación han evolucionado. La educación ha transitado en un momento de cambio tras sobrellevar el peso de su obligada aliada: “La Tecnología”. El presente ensayo aborda el análisis de los fines de la educación en el cambio que ha sufrido, en como la sociedad se ha adaptado a nuevas estrategias educativas, impuestas o adaptadas al uso de la tecnología, ya sea en su uso recreativo o educativo, esta ha ayudado a la posible creación de nuevas metodologías de aprendizaje.

Es relevante analizar y entender el mensaje que los medios electrónicos, en específico las redes sociales utilizan al advertir acerca de su uso en la educación, si es verídico y si en realidad pueden ser consideradas como una opción de oferta u herramienta educativa. Por otro lado este escrito plantea como la capacidad creativa en la educación, puede ser un punto clave en el desarrollo educativo, como herramienta fundamental en la resolución de problemas, en la percepción del entorno y de su adaptación al mismo desde la educación básica, y en su entendimiento ágil de la información obtenida por medio de la tecnología.

Tecnología de la información y educación a la mano

La información en Internet se masifica, se nutre de lo inmediato y de su estructura como sistema global, tal y como Gubern (2000) define: “La información en Internet no se difunde arborescente, desde un tronco o centro irradiante, sino de modo rizomático y descentrado. La fuente de información se beneficia de la ubicuidad, la instantaneidad y la inmediatez” (p.122).

[bctt tweet=”La tecnología como apoyo didáctico, también ha evolucionado…”]

Gracias a esa ubicuidad del medio, en su forma de consulta de la información y siendo una herramienta útil para la enseñanza, en una sociedad cableada y conectada a puertos inalámbricos. Con esta nueva estructura, la formación se beneficia, la Institución crece en oferta educativa y se enfrenta al problema de cómo sostener el problema de la referencia ante el falso documento, o peor aún, en la incorrecta referencia de fuentes bibliográficas por parte del aprendiz o usuario.

Por otro lado es relevante insistir en la importancia del conocimiento y su uso en la tecnología como lo mencionan Nordström y Ridderstale (2008): “Internet ha hecho posible que casi todos podamos acceder a cualquier cosa desde cualquier lugar y cualquier momento. Si el conocimiento es poder, el poder está potencialmente en todas partes” (p.11).

El aprendiz busca la fuente de información y la inmediatez de respuesta a sus dudas, sin importar la fuente y validez de la información obtenida. Ahora el puerto que delega la información, “El WI-FI”, es esa fuente de obtención de contenidos inmediata, fugaz y, en muchos casos, carente de fundamento y credibilidad.

Es importante señalar el papel del docente en su labor como facilitador de la información. Sevillano citando a Oers (2009), sostiene: “Las clases valoradas negativamente son aquellas en las que el docente repite los contenidos del material bibliográfico y no hace referencias explícitas a la realidad propia de cada campo profesional” (p.3).

Es así como nos enfrentamos a una sociedad transformada, por la inclusión de un elemento vital en su vida y trascendencia: “El celular”. Dispositivo que evoluciona a ser ahora un: “Smart Phone”, más inteligente en su función, aunque sumamente exigente y egoísta al captar la atención del usuario.

García Canclini y Piedras (2013) insisten en que, La única tecnología donde América Latina y México muestran una “convergencia robusta” es la tecnología móvil. La infraestructura tecnológica del ancho de banda en el país, la movilidad en la red y la dificultad (de los jóvenes) para acceder a créditos a fin de equiparse en sus proyectos tecnológicos, y por supuesto, las brechas cognitivas (p.169).

Vivimos en un momento de cambio acelerado, que nos exige la constante revisión del uso de la tecnología en la educación, de evitar que esta caiga en ser un mecanismo de control de la sociedad y de la información para dirigirla a un verdadero fin educativo.

 

Te comparato un video que apoya el tema abordado:

Fuentes citadas

Ridderstråle, Jonas; Nordström, Kjell A (2008). Funky Business Forever: Cómo disfrutar el capitalismo. México: PEARSON.
García Canclini, N., Piedras, Ernesto F. (2013). Jóvenes creativos: estrategias y redes culturales. México: Juan Pablos Editor.
Sevillano García, M.L. (2009): Posibilidades formativas mediante nuevos escenarios virtuales. En Educación Siglo XXI, 27, 71-94.
Freire, Paulo (2006). Pedagogía de la autonomía. Saberes necesarios para la practica educativa. México: Siglo Veintiuno editores

El presente ensayo es parte de una investigación de posgrado de Antonio X. Sosa Acevedo.
De mayo de 2014.